domingo, febrero 25, 2024
MENSAJE DE LA PRE-CANDIDATA

Quieren una Suprema Corte débil y obediente como su precandidata

  • El nombramiento de Lenia Batres es imposición y “dedazo” del Presidente

La precandidata presidencial por el PAN, PRI y PRD, Xóchitl Gálvez Ruiz, aseguró que con el nombramiento de Lenia Batres Guadarrama como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), cuyo cargo durará 15 años, el Presidente quiere debilitar el Máximo Tribunal del país.

La precandidata de “Fuerza y Corazón por México” lamentó que, por primera vez en la historia, el Presidente designó de manera directa a una ministra de la Suprema Corte, quien es abiertamente cercana a los intereses de su gobierno.

“Usted Presidente, quiere una Suprema Corte débil y obediente. Yo, quiero una Suprema Corte fuerte: con ministros honestos e independientes. Yo, sí escucho al pueblo, porque yo sí soy pueblo. Esa es la verdad”, dijo en un video difundido en sus redes sociales.

Consideró que el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, no escucha al pueblo ni a nadie y eso es evidente con la imposición y “dedazo” de Lenia Batres Guadarrama como ministra.

“Este gobierno quiere que la Ley les sirva solamente a ellos. Por primera vez en la historia, el nombramiento de una ministra de la Corte es resultado de la imposición y el dedazo del Presidente. Lo que diga su dedito. Usted tiene un gobierno de puros parientes”, reprochó.

Sostuvo que el Gobierno Federal actual quiere un México pobre, donde la justicia esté solamente a su servicio. Sin embargo, ella sueña con que los pobres dejen de ser pobres y que las clases medias sean cada vez más grandes y más fuertes.

Gálvez Ruiz consideró que para tener un México de justicia, urge que todas y todos seamos iguales ante la Ley y se respeten las instituciones. 

Más de 30 años de experiencia, apasionado de la información